jueves, 28 de octubre de 2010

Amor Incondicional

Aquellas nubes grises contenían las lágrimas que derramaste durante las noches de agosto,
quise intentar sacártelas suavemente con las mangas rotas de mi cardigan negro,
intente abrazarte, darte consuelo, cogerte de un lado e impulsarte nuevamente para que te levantes por la mañana.

Traté de luchar con los demonios que habitaban tu pequeña cabeza,
sin embargo, tu tristeza no me lo permitió,
tú serás la que elije,
tú decidirás que camino seguir.

Sin importar eso, yo seguiré secando tus lágrimas y te cargaré si te caes de nuevo.
A eso yo lo llamo Amor Incondicional,
Eso hacen las hermanas,
Eso hago yo.

3 comentarios:

Javier dijo...

awwww

Chani dijo...

mi Javi!!!! que lindo verte por aca de nuevo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Por aquí ando perdido en esta lluviosa tarde de domingo. Pasé a echar el ratito y a desearte buena entrada de semana.

Saludos y un abrazo.